domingo, 5 de enero de 2014

Kokedamas

Sin duda, nuestro producto "estrella", el origen natural de lo que hoy es Compañía Botánica, nace de una técnica japonesa Koke: musgo, y dama: bola, también conocida como bonsai de los pobres, dado a que tiene alguna similitud aunque la planta en la kokedama seguirá creciendo y es mucho más sencillo de realizar porque no se intervienen las raíces como en el bonsai; además al crear un "koke"(como la llamamos en la interna con Ceci) los resultados son inmediatos, en cambio en el bonsai hay que esperar meses y a veces hasta años...


Sin embargo, la técnica de la kokedama tiene sus vueltas...cualquiera con un poco de paciencia y los materiales necesarios puede hacerla, pero el secreto está en conocer muy bien la especie que se transforma,en cómo cuidarla y mantenerla para que prospere en el futuro...


En Compañía Botánica nos gusta trabajar con especies crasas: cactus y suculentas (son aquellas en las que la raíz, el tallo o las hojas se han engrosado para permitir el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas).


Nos encanta la diversidad de variedades, formatos, flores y colores que tienen. Además de su bajo mantenimiento y gran adaptación a los espacios; mas allá de que necesitan luz se pueden mantener tanto en interior como exterior y el riego no es abundante ni demandante como en otras especies.


Si tenés una kokedama de Compañía Botánica, recomendamos sumergir la bola de musgo 2 veces por semana durante 5/10 minutos en temporada de verano o mucho calor como estos días... el resto del año 1 vez por semana es suficiente.


A nosotras nos encanta buscar y encontrar muchas opciones para diferenciarnos del resto del mercado y hacer nuestras "kokes" mas originales y únicas. Por eso, y como no podemos con nuestro genio le damos nuestros toques de magia poniéndolas sobre diferentes bases de cerámica y madera...y además las "tuneamos" con hilos de colores para darle ese toque de originalidad a tu espacio. 


Hace poco descubrimos a clientes con la necesidad de un servicio de mantenimiento, en las cuales después de un año o más necesitan que le cambiamos el sustrato a la planta por uno más nutrido, de paso agrandamos la bola y reemplazamos el musgo por uno nuevo....ya ya que estamos si quieren los hechizamos con nuestros polvitos mágicos...
les ponemos color y alegría y hasta en una de esas la transformamos en una "planta colgante", divina, lista para colgar en cualquier rinconcito de la casa...
 pero eso sería adentrarse en al atrapante mundo de los "string gardens"...


 ...Y ese mundo necesita un post aparte....
;)

Meena

12 comentarios:

  1. Que lindo!!!!! me encanta lo que hacen!!! Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la buena onda! Beso! Fuiste primer comentario de la vida del blog!

      Eliminar
  2. Divinas las Kokedamas!! Las sigo chicas!
    Besos!!
    Maru

    ResponderEliminar
  3. ya me gusta mucho el blog :) va a ser un viaje natural hermoso! muchos éxitos chicas :)

    ResponderEliminar
  4. Chicas, son unas genias! Las felicito y acompaño! Las quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juli! Que genia! No sabía q tenías un blog! Por qué lo abandonaste? Arrancá uno nuevo porfa! Gracias por tu mensaje! Nosotras tbien te queremos!!!

      7 de enero de 2014, 4:19

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Muy linda imagen y trabajo el de uds! abrazos

    ResponderEliminar
  7. Hace tres años me compre una koke, hoy ya tiene 3 hijitos que por su tamaño tuve que transplantar a macetas!!! Estan divinas pero un detalle, cuando la traje a casa le busque un lugar, detras de la ventana donde el sol les da de manera indirecta, nunca mas pude moverla de ahi. Ahora tengo a la madre Koke y sus dos hijitas, enormes, las tres juntas, en dif macetas. Se complica a la hora de cocinar, estan sobre la esquina de la mesada y no tengo forma de moverlas. Quiero que esten ahi por siempre!!!!

    ResponderEliminar